Los grandes fondos, animan el mercado de la vivienda

Al interés en los últimos años por el mercado del alquiler en España de fondos de inversión extranjeros como Blackstone o Cerberus se han subido a este carro promotoras inmobiliarias como Metrovacesa o Aedas Homes, con proyectos en municipios madrileños como Torrejón de Ardoz, Arganda del Rey y Alcalá de Henares.

Los denominados «fondos buitres», acuden cuando ven una rentabilidad a medio plazo

La aparición de estos nuevos caseros divide las opiniones entre quienes les culpabilizan de la subida de los precios de los alquileres en los últimos años y quienes ven en el aumento de la cartera de alquiler un mecanismo para contener los precios al aumentar la oferta.

Al interés de los inversores privados se han añadido también administraciones como la Comunidad de Madrid, que mediante su Plan Vive prevé la construcción de 25.000 inmuebles en alquiler en la región en los próximos ocho años.

Casas más cómodas y con más servicios

El mercado de alquiler en nuestro país se ha caracterizado por la iniciativa particular, nada profesional, o  el recurso alternativo que optaban los promotores inmobiliarios cuando no lograban vender sus promociones. El build to rent supone un nuevo concepto que va desde el diseño de las viviendas hasta  los servicios asociados que ofrece.

Estas viviendas sus características pasan por la comodidad y el diseño para generar interés de todo tipo de inquilinos. Los inmuebles «build to rent» reducen en algunos casos su tamaño, pero se complementan con zonas comunes más amplias y completas -con piscina, gimnasio, trasteros, terrazas…- a las que se unen también otro tipo de servicios, como lavandería o seguridad 24 horas.

LEER  El futuro del Fútbol

Con esta oferta profesional, los inversores y promotores buscan conseguir la retención de los inquilinos y la reducción del número de viviendas desocupadas, con el objetivo de aumentar la rentabilidad.

Rentabilidad, que es en estos momentos de incertidumbre, uno de los sectores en los que merece la pena invertir, y a pesar de sus altibajos no deja de ser una inversión muy atractiva.

Deja un comentario