La Covid inunda el mercado de viviendas heredadas

La pandemia, ha disparado a unos niveles récord la transmisión de viviendas por herencia. En la Comunidad de Madrid no se tenía constancia  de en un solo mes se transmitieran 2.078, la cifra más alta de los últimos trece años.  En Cataluña se registraron 3.034 operaciones en octubre, y si extrapolamos a todo el territorio nacional se han contabilizado 16.285 transmisiones por herencia, frente a 15.513  del mismo mes en 2019.

Desde la vuelta del Veran0 se ha notado que se firmaron muchas herencias con motivo de la covid, ya que se han juntado con las que no se pudieron formalizar en los dos meses y medio del primer estado de alarma, cuando las notarias estaban en estado de alarma.

Prisas por vender

Las agencias inmobiliarias ya han detectado el aumento de viviendas heredadas que llegan a sus oficinas para su venta, y han desarrollado estrategias de marketing y acciones proactivas para dar servicio a este tipo de cliente, ya que desde los fallecimientos hasta la preparación de la documentación y los herederos toman las decisiones, pueden pasar meses.

Hay cuentas que resultan dolorosas

Este tipo de venta de inmueble tiene su propia gestión especial, por los desentendimientos e incluso enfrentamientos familiares. De aquí que los herederos siempre tengan cierta urgencia por la venta, por diferentes motivos, por necesidad de liquidez, por temor a una ocupación  ilegal, por desavenencias o por desprenderse de algo que no tiene interés salvo hacerlo metálico.

Estas urgencias por la venta, provoca que salgan al mercado con importantes descuentos. Otra de las particularidades es si la propiedad es de varios herederos, ya que no se ponen de acuerdo, con lo que puede influir también el precio a la baja. Un detalle importante de este tipo de vivienda es que la mayoría necesitan reforma, con lo que es otro hándicap a tener en cuenta.

LEER  La compra de viviendas por extranjeros continúa bajando

Este es solo el principio, el volumen de casas heredadas aumentará en próximos meses.

Deja un comentario