La carrera para ganar la computación cuántica es cosa de dos

Según, expertos norteamericanos aseguran que China está superando a Estados Unidos en la carrera de la computación cuántica, una de las tres patas que junto a la inteligencia artificial y la energía de fusión nuclear son la clave que dará el poder mundial a quien la domine. A pesar de todo, aún hay camino para que recorrer, aunque el margen de acción se está estrechando.

Thomas Corbett, experto en tecnologías emergentes y relaciones con China, y P.W. Singer, estratega del ‘think tank’ New America están convencidos de ello. Según señalan en su artículo para el blog militar norteamericano Defense One, el país asiático ya ha gastado 10.000 millones de dólares y va a ir aumentando su inversión en un 7% interanual.

Estados Unidos, va muy por detrás en este sentido: sólo ha gastado algo más de una décima parte aunque, ahora quiere recuperar el terreno perdido con un presupuesto de 29.000 millones para inversión en “computación cuántica e inteligencia artificial” de 2022 a 2026. Un avance escaso, comparado con la apuesta china. Eso sin contar que aún no ha sido aprobado por el congreso norteamericano, más dividido que nunca y centrado en las guerras culturales y la inmediatez del conflicto en Ucrania.

El resultado es que los chinos, aseguran Corbett y Singer, tienen ya más patentes en computación cuántica que los EEUU aunque les acusen de haberse beneficiado del espionaje para acelerar el desarrollo. La realidad es que, hoy en día, China cuenta con algunos de los mayores expertos en física y computación cuántica del mundo — como Jian-Wei Pan — y el país está inyectando recursos virtualmente ilimitados porque sabe que es la clave del futuro.

LEER  La Audiencia Nacional recibe información sobre la venta de Torre Cepsa

Lucha por la supremacía mundial

Precisamente fue Pan — un científico al que la revista científica ‘Nature’ calificó como el «padre de lo cuántico» en su lista de los 10 grandes científicos del mundo — el que desarrolló Zuchongzhi 2, la computadora cuántica fotónica de 66 cubits que pulverizó todos los récords de velocidad a finales de 2021 resolviendo problemas computacionales un millón de veces más rápido que la computadora cuántica más rápida de los Estados Unidos, la Google Sycamore de 53 cubits.

Pan también es responsable del mayor logro conocido hasta ahora en comunicaciones cuánticassegún Scientific American, “estableciendo con éxito un enlace ultraseguro entre dos estaciones terrestres separadas por más de 1000 kilómetros” usando el satélite chino Micius. El experimento fue publicado en la revista Nature del 15 de junio de 2020 y, como describe Scientific American, este “logro acerca al mundo, o al menos a China, un paso más a la realización de comunicaciones globales verdaderamente imposibles de [interceptar]”.

Las aplicaciones de este tipo de comunicaciones y de los sistemas de computación cuántica tienen aplicaciones directas en tecnología militar. Una red de comunicaciones a prueba de cualquier tipo de interceptación y desencriptación será un arma formidable para el ejército del país que antes la consiga. De la misma forma, el uso de este poder computacional podría descerrajar cualquier encriptación convencional. Como en su momento declaró el matemático Dustin Moody, del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología norteamericano, al ‘MIT Review‘: “la amenaza de que una nación-estado adversaria cree una gran computadora cuántica y sea capaz de acceder a tu información es real”. Por no hablar de la inutilidad de las criptomonedas, que dejarán de tener valor gracias a la computación cuántica. China va camino de conseguir este logro antes de lo que se pensaba.

LEER  Dura Advertencia de Soros a Los Inversores en China

Aún hay tiempo pero poco

El poder de la computación cuántica no se limita a las comunicaciones o la decodificación de información secreta. Va más allá, sobre todo cuando se pueda combinar con la inteligencia artificial en funciones que van desde la interpretación de cantidades titánicas datos e imágenes a la predicción de movimientos militares en el campo de batalla o el control de enjambres de aviones militares en tiempo real, por nombrar algunas aplicaciones lógicas.

Otro uso será el propio desarrollo de otras tecnologías, como los aviones hipersónicos, naves espaciales o nuevos tipos de motores, el desarrollo de nuevos compuestos químicos y medicinas, el diseño de genes u otro tipo de investigación científica. Muchos de estos campos ya usan la IA pero, con la computación cuántica, la velocidad de proceso será trillones de veces más rápida que con las máquinas actuales.

Las simulaciones y el ensayo de escenarios y posibilidades virtualmente infinitas permitirá un ‘salto cuántico’ sin precedentes.Como señalan Corbett y Singer, “todavía quedan algunos años para ver la verdadera computación cuántica” más allá de estos primeros pasos experimentales. Pero el progreso se está acelerando mucho más rápido que en los años 50. IBM, por ejemplo, quiere llegar a los mil cubits en 2023. Los chinos no tardarán mucho más en conseguir esa marca. Les va en ello convertirse en la primera potencia mundial. El poder de estas máquinas es inimaginable para nuestras mentes y por eso es vital para EEUU y China hacerse con la supremacía cuanto antes.

 

1 comentario en «La carrera para ganar la computación cuántica es cosa de dos»

Deja un comentario