Intercity: Fin de la Opacidad del Fútbol en España?

Es el primer club de fútbol que sale a bolsa en España

 

Hasta estos momentos ningún club se había atrevido a dar el salto al mercado de valores. El club abre una puerta nueva en la financiación del deporte en nuestro país, el club afincado en Alicante impone un modelo de financiación disruptiva, basada en la transparencia. Lo hace bajo el ticket de <<CITY>>, y su cotización de salida tiene un valor de 1,20 euros por acción.

En la salida disponen los inversores de 4 millones y medio de acciones, las cuales servirán para que los aficionados sean partícipes de las decisiones del club, nos apunta su presidente Salvador Martí. De esta manera, además de ser un club de fútbol, también pasa a ser una compañía cotizada.

Al pasar a ser una compañía cotizada debe hacer públicas sus cuentas semestralmente e informar a sus accionistas de cualquier hecho relevante que ocurra en el club, todo lo contrario que ocurre hasta ahora con las asambleas de socios, que no tienen que desvelar sus cuentas. Es por tanto una financiación transparente con un precio que a corto plazo será proporcional a la clasificación del equipo.

Intercity, desde su fundación en 2017 ya tenía clar0 su salto al mercado de valores, buscando potencial económico a la vez que obtienen una exposición mediática, reforzar su imagen y captar capital para un mayor margen de maniobra.  Según su presidente la salida a bolsa busca beneficios meramente deportivos, pero también, si los inversores compran acciones, el club puede fichar jugadores que le den triunfos y estos permitirán la revalorización de las acciones con lo que el inversor podrá obtener beneficios de su inversión

LEER  La Tormenta Perfecta de los Semiconductores

Con su salida al mercado bursátil BME, ya es un club histórico, desde el punto de vista extradeportivo. Rompe la imagen opaca de los clubes de fútbol, además de establecer un modelo de financiación que puede solventar los problemas económicos que padecen la mayoría de los clubes por la pandemia.

 

Deja un comentario