Historia del cáñamo a través del tiempo

El cultivo del cáñamo en España, ha sido durante siglos el sustento de miles de familias

Su cultivo se remonta al siglo V a.C., y su producción era la obtención de fibra, aunque es la que hoy está en declive, pero su enorme potencial de utilidades, provocó que su cultivo se extendiera por todo el país. El levante español, es la zona donde está más arraigado su cultivo, incluso tiene su propio museo en Callosa del Segura.

Todo cambió, cuando USA lo prohibió y aparecieron las fibras sintéticas, con lo cual su cultivo pasó a ser residual.

En la Unión Europea, se aprobó en 1,999 su cultivo con fines industriales, siempre que se cumplan una serie de normas, de obligado cumplimiento; las empresas que quieran cultivarlo pueden optar incluso a subvenciones y se pueden sembrar hasta 25 variedades de semillas. Actualmente  está volviendo a resurgir gracias al uso medicinal, ya que para fibras no es muy rentable.  Cuenta con una asociación con sede en Granada.

Asociación Española de Productores y Transformadores de Cáñamo (AEPTC), su fin es unir fuerzas entre los pequeños empresarios y asesorar a nuevos agricultores que quieren entrar en un sector con crecimiento estable y rentable.

También continúan sembrando algunas empresas para la obtención de semillas, el poder nutricional de los cañamones, era sabido, pero gracias a la moda de los superalimentos su consumo ha experimentado una espectacular subida.

Cómo crear una plantación de Cáñamo legal en España

Para sembrar es necesario cumplir 5 requisitos indispensables:

  1. Solicitar autorización a la consejería de agricultura.
  2. Comprar semillas de variedades certificadas por la U.E.
  3. Registrar la certificación de las semillas en la oficina comarcal agraria, junto a una memoria de uso y destino final del producto.
  4. Dar de alta la plantación en el registro general de producción agrícola, junto con la memoria de uso y destino final.
  5. Informar a la guardia civil y seprona.
LEER  La segunda vida de los locales comerciales

En el caso de productor para usos medicinales es más complicado su autorización, ya que las competencias pasan del Ministerio de Agricultura al de Sanidad y se requiere también si se obtiene CBD, o crear productos con propiedades medicinales, la aprobación de la Agencia Española del Medicamento.

Actualmente no es fácil conseguir la licencia, ya que en los últimos años, apenas se han concedido un 5% del total de las solicitudes presentadas, debido a la falta de regulación del sector.

Deja un comentario