Es posible cambiar la cadena de suministros?

«El comercio mundial tal como lo conocemos está llegando a su fin»

 

La frase es de Lorenzo Berho, consejero delegado de Vesta, compañía mexicana dedicada a construir centros de distribución. El directivo destaca que el país azteca está siendo uno de los grandes beneficiados en el cambio hacia cadenas de suministro más cortas para reducir la exposición de Asia.

La reubicación de las cadenas de suministro «podría costar más, pero si puede fabricar cantidades más pequeñas que luego puede vender a un precio más cercano al precio total, en realidad puede cambiar completamente el juego», coincide Brian Ehrig, socio de la firma consultora Kearney.

Ambos expertos coinciden que hay un cambio de mentalidad en el consumidor final, dispuesto a aceptar precios más elevados por productos fabricados cerca de casa. Pero lo importante es que los dirigentes que marcan la política comercial se han dado cuenta de esta necesidad. El contexto bélico ayuda a pensar de otra manera. Rusia y China se quedarían fuera del nuevo tablero para EEUU.

Mientras llega la nueva globalización los contenedores esperan una media de 12,1 días en el puerto de Shanghái antes de que los recoja un camión y los entregue a destinos en el interior de China. El pasado 28 de marzo, antes de las restricciones, era de 4,6 días. Para aliviar la congestión alrededor de Shanghái, los fletes se están desviando a Ningbo y Taicang, según Donny Yang, director de transporte marítimo de Dimerco. Pero la escasez de camiones está minando los esfuerzos para suministrar bienes clave desde las fábricas de automóviles y productos electrónicos.

LEER  Raspútitsa, la condición ambiental que puede detener la invasión de Ucrania

Tesla reinició su fábrica de Shanghái después de un cierre de tres semanas, aunque no se sabe cuánto tiempo podrá operar la planta con un suministro limitado de componentes. Los economistas de Goldman Sachs reconocen que los impactos en la cadena de suministro «han sido algo peores de lo que anticipábamos, y hemos ajustado ligeramente nuestros pronósticos de crecimiento e inflación en respuesta en las últimas semanas».

 

El precio de los fletes sube un 70% respecto a los niveles históricos de 2021

La situación es tan grave en el gigante asiático, que la naviera más grande del mundo, la danesa Maersk, ha suspendido las reservas de contenedores para productos refrigerados y peligrosos que necesiten mucho frío. La compañía no puede garantizar los envíos mientras el puerto de Shanghái continúe saturado.

La compañía ha adelantado algunas cifras de sus resultados trimestrales, confirmando que el transporte marítimo atraviesa una «situación de mercado excepcional» en este 2022. La compañía afirma que mientras el volumen de actividad ha caído en el arranque de año un 7%, la tarifas de los fletes han crecido alrededor de un 70%. La coyuntura le ha permitido mejorar sus proyecciones para el año. Estima que logrará un Ebitda de 30.000 millones de dólares, 6.000 millones por encima de lo previsto inicialmente.

Ante esta coyuntura, es seguro que el cambio hacia cadenas de suministro más próximas, serán una realidad a corto plazo.

 

Deja un comentario