Chips Semiconductores: la escasez de unos, oportunidad para otros

La escasez de microchips, se ha convertido en un problema de cara a la recuperación mundial

La incapacidad de los fabricantes para atender la creciente demanda de estos circuitos, está dificultando desde la fabricación de vehículos a retrasar el lanzamiento de nuevos teléfonos móviles o dificultar la compra de la última Play Station. Pero esta crisis que sucede a multitud de industrias que trabajan con chips, es oportunidad  para las compañías que fabrican y que podrían vivir una «era de oro», gracias a un auge estructural de la demanda.

Economistas como los de Bank of América Merrill Lynch, vaticinan que esta escasez provocada por el aumento repentino de la demanda marcará el comienzo de «una edad de oro para el sector», que se beneficiará de una demanda al alza durante años, que generará excelentes oportunidades de inversión. Durante años ha sido vista como una industria cíclica con subidas y bajadas, sin embargo la creencia es de haber entrado en una fase de crecimiento más atractiva a largo plazo.

Las compañías productoras de chips, están encantados. La escasez acuciante les está permitiendo subir precios y financiar nuevas inversiones para aumentar su producción en los próximos años. Unido al intento de EE UU y Europa, que pretenden recuperar parte de su cuota de mercado en la materia, pero para llegar a esta pretensión van a necesitar la ayuda de empresas avanzadas en su producción y que se encuentran sobre todo en Corea del Sur y Taiwan.

Después de años de externalizar la producción de semiconductores, llevándola a Asia, tanto Europa como EE UU, han anunciado a los cuatro vientos planes para invertir miles de millones euros y dólares (UE 30,000 millones de euros, en tanto que el plan de EE UU, pasa por invertir 37.000 millones de dólares), con vistas a la producción local de chips semiconductores.

LEER  Cae en picado el valor de las Criptodivisas

La pandemia y la escasez actual de chips, han sido catalizadores para crear conciencia entre los políticos de la necesidad de volver a la producción local.

 

 

Deja un comentario